¿Sabías que Andorra aprobó su Constitución en 1993? Conoce nuestra historia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Andorra, conocida a veces por ser un paraíso fiscal y una gran estación de esquí, es un rincón casi perdido entre España y Francia. Nuestro pequeño país situado en los Pirineos está enmarcado por ríos, valles y montañas. Para algunos parece minúsculo, y para otros sin embargo, es la mejor estación de esquí de todos los Pirineos, pues su situación privilegiada la convierte en un lugar perfecto para esquiar. Pero nuestro principado es ante todo genuino en sus costumbres y particular historia.

¿Sabías que Andorra es una antigua nación, fundada por Carlomagno? Carlomagno la conquistó a los musulmanes en el año 803 y decidió utilizarla como protección natural ante los musulmanes que amenazaban con llegar a Francia. Fue su nieto Carlos, un siglo más tarde, nombrado Conde de Urgell y así mismo soberano de Andorra, con el beneplácito del obispo de la Seu de Urgell. El condado de Urgell-Cerdanya entregó en ese momento el territorio andorrano a la diócesis de Urgell.

En el siglo XI el obispo de Urgell temiendo un ataque militar del país vecino solicitó la protección a el Señor de Caboet un noble español. Por suerte, el conde de Foix, un noble francés, se casó con un miembro de la familia de los Caboet, acabando así los posibles ataques franceses. De todas formas, esta situación acabó en una lucha entre el noble francés y el obispo por hacerse con el territorio y los impuestos de Andorra.
Fue en 1278, cuando las disputas entre los condes y los obispos de Urgell por el control de las tierras y valles andorranos llegaron a su fin, pues el obispo de la Seu de Urgell y la casa francesa de Foix firmaron la co-soberanía.
Este reparto de poder en un pequeño punto del país llegó finalmente a su fin en 1993, cuando Andorra se convirtió finalmente en un estado independiente, con su propia constitución.

El 14 de Marzo de 1993: Se aprueba en referéndum la segunda Constitución (la primera fue la de Borís I, un rufián ruso, que no llegó a aplicarse), saliendo por fin del feudalismo. Se declara al pueblo andorrano único soberano del estado, y Andorra se establece de manera definitiva como un país moderno con un gobierno parlamentario, e incorporándose a la Organización de las Naciones Unidas como miembro de pleno derecho.

Cabe recordar que el principado de Andorra ofrece un clima muy agradable. En invierno nieva lo suficiente como para poder esquiar, y en verano las temperaturas son más suaves lo cual la convierten en un lugar privilegiado para hacer turismo rural y de montaña siendo destino predilecto para los aficionados a la pesca, la observación de aves y a un sinfín de deportes como el ciclismo, senderismo y la alta montaña
Es curioso que con una larga historia hispano-francesa, en Andorra se habla catalán como lengua oficial, y su gastronomía tiene también una fuerte influencia catalana. La capital de Andorra, Andorra la Vella es una pequeña ciudad que goza de una vida cultural y nocturna, muy intensa que la hace perfecta para tu aprés-ski o para una escapada en pareja.

Ven a Hotel Palomé y disfruta de Andorra en toda su esencia, ya sea para esquiar en invierno o para disfrutar de días frescos en verano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More to explorer

Consúltanos sin compromiso sobre habitaciones, servicios del hotel, disponibilidad y tarifas

He leído y acepto laPolítica de privacidad